JUANA ESTÁ EN MI CASA

Sé que es complicado el caso porque legalmente está a caballo entre Italia y España, pero estoy escuchando un testimonio: María Salmerón.

Cuatro denuncias por parte de un padre maltratador por no ver a su hija. María, por proteger a su hija, testigo de los maltratos propinados a su madre, incumplió el régimen de visitas.

Tras la denuncia por maltrato llevada a trámite, el agresor es condenado a 21 meses de cárcel y 6.000 euros. Tras las denuncias del maltratador hacia la madre de su hija, María recibe 3 indultos y otra de las denuncias prospera con una multa de 60.000 euros que recibe el padre (por llamarlo de alguna manera). Diez veces más. El maltratador, no contento con todo esto, insiste y recurre los 3 indultos.

El pacto de estado redacta “el juez podrá…”. ¿Cómo que “podrá”? ¿Pero qué es esto? ¿Va a depender del juez?

Pues he de decir que JUANA ESTÁ EN MI CASA. Todo padre o madre debería entenderlo.